10 Mandamientos para los Maestros

El filósofo, matemático, historiador, y activista social británico Bertrand Russell se mantiene como uno de los más intelectualmente diversos e influyentes pensadores modernos; en particular, su filosofía sobre religión ha tenido un enorme impacto en pensadores contemporáneos tales como Christopher Hitchens, Daniel Dennett, y Richard Dawkins.

En el tercer tomo de su autobiografía aparece este pequeño y notable micro manifiesto—publicado originalmente en la New York Times Magazine en diciembre de 1951—en el cual Russell resume magistralmente su forma de pensar con respecto al propósito de la educación, el valor de la incertidumbre, la importancia del pensamiento crítico, lo valioso de la crítica inteligente, y más. Aquí se los dejo, a ver qué opinan.

Tal vez la esencia de la posición liberal pueda resumirse en un nuevo decálogo, que no pretende reemplazar el anterior sino solamente complementarlo. Los 10 Mandamientos que, como maestro, me gustaría promulgar, podrían presentarse como sigue:

  1. No estés absolutamente seguro de nada.
  2. No creas conveniente actuar ocultando pruebas, pues las pruebas terminan por salir a la luz.
  3. Nunca intentes oponerte al raciocinio, pues seguramente lo conseguirás.
  4. Cuando encuentres oposición, aunque provenga de tu pareja o de tus hijos, trata de superarla por medio de la razón y no de la autoridad, pues una victoria que dependa de la autoridad es irreal e ilusoria.
  5. No respetes la autoridad de los demás, pues siempre se encuentran autoridades enfrentadas.
  6. No utilices la fuerza para suprimir las ideas que crees perniciosas, pues si lo haces, ellas te suprimirán a ti.
  7. No temas ser extravagante en tus ideas, pues todas las ideas ahora aceptadas fueron en su día extravagantes.
  8. Disfruta más de la discrepancia inteligente que de la conformidad pasiva, pues si valoras la inteligencia como debieras, aquélla significa un acuerdo más profundo que ésta.
  9. Muéstrate escrupuloso en la verdad, aunque la verdad sea incómoda, pues más incómoda es cuando tratas de ocultarla.
  10. No sientas envidia de la felicidad de los que viven en el paraíso de los necios, pues sólo un necio pensará que eso es la felicidad.

Otra cosa sería si nuestros maestros se apegaran al decálogo de Russell, ¿no les parece?

Hekanibru

Fuente: [1].