¿Abandonarías tu cuerpo?

Inspirado por un post de mi buen amigo Juan sobre teletransportación, hoy quiero dejarles una reflexión.

Imagina que la ciencia se ha desarrollado a tal punto que es posible transferir nuestra conciencia (sea lo que sea) a un ambiente artificial en donde podemos seguir experimentando el mundo por un periodo arbitrario de tiempo.

¿Te apuntarías?

highres_19672575

Cuando por primera vez consideré esta situación, sin pensarlo mucho dije ‘¡Claro que sí!’ ¿Vida arbitrariamente larga? ¿No tener que estar ligado a mi cuerpo físico propenso a enfermedades, dolor, y envejecimiento? ¡Por supuesto!

Luego con más calma me puse analizar la situación. ¿Vida prácticamente eterna? ¿Qué hay de mi esposa? ¿Y mis amigos y familiares? Yo no querría vivir sin ellos. Por otro lado, ¿qué me dicen de los placeres carnales? Y no me refiero sólo al sexo, sino al placer de hacer deporte, de jugar, ¡¡de comer!! ¿Una vida eterna sin tacos de carnitas? NEL.

Pero, ¿qué tal si se pudiera preservar a tus seres queridos de la misma manera y, además, mantener las sensaciones y placeres carnales tal y como antes? En este mundo utópico, esencialmente tendrías una vida “normal” con tus seres queridos pudiendo disfrutar del mundo por el tiempo que quieras. ¿Te animarías ahora sí?

‘Ah pues así ¡sí! ¡No hay nada que perder!’

Vale, pues ya está.

Imagínate que luego de varias horas de estar conectado a una máquina, finalmente llega el doctor sonriendo a darte la buena noticia. Cada una de tus características, habilidades, y memorias han sido transferidas. Muchas felicidades.

Sólo queda el pequeño inconveniente de tu imperfecto, enfermizo, casi repugnante cuerpo.

‘Este… ¿Y ahora qué hago, doctor?’

‘Ah, por supuesto, casi lo olvidaba. Supongo que está dispuesto a donar sus órganos, ¿verdad? Bueno, no importa, llene esta forma y tómese estas pastillas. Su cuerpo será cremado y entregado a sus familiares después del deceso.’

Sí. Deceso.

¿Estarías dispuesto a suicidarte después del experimento?

¿No?

¡Pero la transferencia fue un éxito!

Luego de pensarlo, mi intuición me dice que estamos intrínsecamente ligados a nuestro cuerpo de una manera más íntima de lo que pensamos: no nada más es cierto que nuestra consciencia necesita una infraestructura para existir; sino que la única infraestructura en donde yo puedo existir es en donde existo en este momento.

Aun si pudieras transferir tus experiencias y características a un lugar “mejor”, ¿cómo podrías afrontar la muerte de tu cuerpo? ¿No sería ese también el final de tu verdadero ser?

Hekanibru

Anuncios

6 pensamientos en “¿Abandonarías tu cuerpo?

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s