Una Corea del Norte Divina

Imaginen que alguien les cuenta que en un país tienen un platillo que consiste en freir un pescado con una técnica especial con el fin de servirlo mientras se encuentra aún vivo.

Ahora consideren estas dos preguntas: primero, ¿creen que esto realmente exista? y segundo, ¿están de acuerdo con la idea en general? Me gustaría enfatizar que estas preguntas hablan de dos cosas diferentes. La primera pregunta tiene que ver con qué tan factible crean que es la proposición: ¿será que esto es incluso posible? Por otro lado, la segunda pregunta es de índole moral: independientemente de si esto es cierto/posible o no, ¿lo consideran correcto?

La diferencia entre ateísmo y antiteísmo puede explicarse de manera burda en estos términos. Dada la proposición “Dios existe”—entendiéndose Dios aquí como un ente perfecto, todo poderoso, creador del universo que está comprometido con su mantenimiento y gobierno—un ateo es una persona que no cree en dicha proposición, o sea, que tiene un gran grado de escepticismo sobre la existencia de Dios; mientras que un antiteísta es una persona que no está de acuerdo con la idea de la existencia de Dios, independientemente de si existe o no.

La primera vez que leí sobre antiteísmo, adopté una posición negativa y cerrada :). Podía entender que alguien pensara que no existe suficiente evidencia que sugiera que Dios existe, pero ¿quién podría estar en desacuerdo con la idea de un creador benevolente y perfecto? ¿Qué tendría de malo que Dios existiera!

Después de leer la genial novela 1984 de Orwell—en donde se introdujo el concepto del omnipresente y vigilante Gran Hermano o Hermano Mayor—comencé a formarme una idea.

Christopher Hitchens—uno de los más conocidos (y más polémicos) anti-teístas contemporáneos que, desafortunadamente, acaba de fallecer—influenciado también por Orwell, ha equiparado a Dios con un dictador celestial.

“Una vez que se asume un creador y un plan, nos convertimos en objetos, en un experimento cruel, en donde somos creados enfermos y se nos demanda estar bien. Y sobre nosotros, para supervisar todo esto, está instalada una dictadura celestial, una especia de Corea del Norte divina.” – Christopher Hitchens

¿Qué les parece? ¿Será que Hitchens exagera?

De cualquier manera, independientemente de si están de acuerdo con él o no, sinceramente les recomiendo mucho echarle un ojo su libro “God Is Not Great: How Religion Poisons Everything” en donde presenta puntos de vistas por demás polémicos e interesantes de manera magistral.

Hekanibru

Anuncios

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s