La Calidad Moral de Jesús

1christ-middle-finger

Hoy quiero presentarles (mi traducción chafona de) un fragmento del espléndido discurso ‘Why I am not a Christian‘ de Bertrand Russell que fue dictado por primera vez en Marzo de 1927 en la National Secular Society de Londres. En este fragmento Russell pone en tela de juicio la calidad moral del mismísimo Jesús. Si eres cristiano, te invito a mantener una actitud positiva y abierta, y a que leas estos argumentos sin prejuicios. Te aseguro que son por demás interesantes, ya que nos presentan a un Jesús que pocas veces se promociona :).

El carácter de Cristo

Ahora quiero decir unas pocas palabras sobre un tema que pienso a menudo no es lo suficientemente tratado por los racionalistas, y que es la cuestión de si Cristo fue el mejor y el más sabio de los hombres. Generalmente se asume que todos debemos estar de acuerdo con que así es. Yo no estoy de acuerdo. Pienso que hay muchos puntos en los que estoy de acuerdo con Cristo mucho más de lo que lo está la mayoría de los que profesan ser cristianos. No sé si podría estar de acuerdo con Él en todo, pero podría ir mucho más lejos de lo que la mayoría de los que profesan ser cristianos. Recordarán que Él dijo, “No resistan al mal: más bien, a cualquiera que te hiera en la mejilla derecha, preséntale también la otra”. Este no es un precepto o principio nuevo. Fue utilizado por Lao-tsé y Buda alrededor de 500 ó 600 años antes de Cristo, pero no es un principio que los cristianos acepten como tal. No tengo duda de que el actual primer ministro [Stanley Baldwin], por ejemplo, sea un cristiano sincero, pero no le recomendaría a ninguno de ustedes que vaya y lo golpee en la mejilla. Creo que esa persona descubriría que él piensa que dicho texto debe ser tomado en sentido figurado.

Luego hay otro punto que considero excelente. Recordarán que Cristo dijo, “No juzguen para que no sean juzgados”. No creo que encontrarían que este principio es popular en los tribunales de justicia de los países cristianos. He conocido a varios jueces que son cristianos serios, y ninguno de ellos piensa que están actuando en contra de los principios cristianos en su trabajo. Luego Cristo dice, “Da a quien pida de ti, y al que quiera tomar de ti prestado, no se lo rehúses”. Este es un principio muy bueno. El moderador nos recordó que no estamos aquí para hablar de política, pero no puedo evitar notar que la última elección general fue disputada sobre el asunto de qué tan deseable es ignorar a alguien que podría pedirte algo, así que uno tiene que asumir que tanto los Liberales como los Conservadores de este país no están de acuerdo con las enseñanzas de Cristo, puesto que muy enfáticamente decidieron ignorar al necesitado en aquella ocasión.

También hay otra máxima de Cristo, que creo que tiene mucho en ella, pero que no me parece que sea muy popular entre algunos de nuestros amigos cristianos. Él dice, “Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres”. Esta es una excelente máxima, pero, como digo, no es muy practicada. Todas éstas, creo, son buenas máximas, a pesar de que sean un poco difíciles de llevar a la práctica. Yo no pretendo vivir de acuerdo con ellas; pero después de todo, no es la misma situación que para con un cristiano.

Defectos en la enseñanza de Cristo

Una vez aceptada la excelencia de estas máximas, llego a ciertos puntos en los que no creo que se pueda conceder ni sabiduría ni bondad superlativas, tal y como se presenta en los Evangelios; y aquí puedo decir que no estoy refiriéndome a la cuestión histórica.

Históricamente es bastante dudoso que Cristo existió, y si lo hizo no sabemos nada de él, así que yo no me ocupo de la cuestión histórica, que es muy difícil. Me refiero al Cristo como aparece en los evangelios, tomando la narrativa del Evangelio tal como está, y ahí uno puede encontrar algunas cosas que no parecen ser muy sabias.

Por un lado, sin duda pensó que su segunda venida se produciría en las nubes de gloria antes de la muerte de todas las personas que vivían en ese momento. Hay una gran cantidad de textos que prueban eso. Dice, por ejemplo: “Ustedes no acabarán de recorrer todas las ciudades de Israel hasta que el Hijo del Hombre venga”. Luego dice: “Hay algunos que están aquí que no probarán la muerte hasta que el Hijo del Hombre venga en su Reino”, y hay un montón de lugares donde es muy claro que él cree que su segunda venida ocurriría durante la vida de muchos que vivían entonces. Esa fue la creencia de sus primeros seguidores, y fue la base de una buena parte de su enseñanza moral. Cuando dijo: “No se preocupen por el mañana”, y cosas por el estilo, fue en gran parte porque pensaba que la segunda venida iba a ser muy pronto, y que todos los asuntos mundanos ordinarios no contaban.

He, de hecho, conocido a algunos cristianos que creen que la segunda venida es inminente. Conocí a un sacerdote que asustaba a su congregación terriblemente al decirles que la segunda venida era inminente, pero varios de sus feligreses sintieron un gran alivio cuando se descubrió que el sacerdote había plantado árboles en su jardín. Los primeros cristianos realmente lo creían, y posiblemente se abstuvieron de cosas como plantar árboles en sus jardines, porque aceptaban de Cristo la creencia de que la segunda venida era inminente. En este sentido, queda claro que Cristo no era tan sabio como algunas otras personas lo han sido, y claramente, no era superlativamente sabio.

El problema moral

Ahora llegamos a las cuestiones morales. Existe a mi parecer un muy grave defecto en el carácter moral de Cristo, y es que creía en el infierno. No creo que ninguna persona que es realmente profundamente humana pueda creer en el castigo eterno. Ciertamente, Cristo tal como se muestra en los Evangelios, creía en el castigo eterno, y uno encuentra repetidamente una furia vengativa contra aquellas personas que no escuchaban su palabra—una actitud que no es rara entre predicadores, pero que ciertamente disminuye una supuesta excelencia superlativa. Uno no encuentra, por ejemplo, esta actitud en Sócrates. Uno lo encuentra muy suave y cortés hacia la gente que no le hace caso, y es, en mi opinión, mucho más digno de un sabio tomar esa línea que tomar la línea de la indignación. Probablemente todos recordamos la clase de cosas que Sócrates dijo cuando estaba muriendo, y el tipo de cosas que por lo general le decía a la gente que no estaba de acuerdo con él.

Encontrarán que en el Evangelio Cristo dijo, “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo pueden escapar de la condenación del infierno?”. Esas palabras fueron dirigidas hacia las personas que no gustaban de su doctrina. En realidad no es para mí el mejor tono, y hay un gran número de estas cosas sobre el infierno. Existe, por supuesto, el conocido texto sobre el pecado contra el Espíritu Santo: “Todo aquel que hable contra el Espíritu Santo no será perdonado ni en este mundo ni en el mundo venidero”. Este texto ha causado una cantidad indescriptible de miseria en el mundo, ya que todo tipo de personas se han imaginado que han cometido el pecado contra el Espíritu Santo, y pensaron que no serían perdonados ni en este mundo o en el mundo por venir. Yo realmente no creo que una persona con un grado adecuado de bondad en su naturaleza habría puesto esta clase de miedos y terrores en el mundo.

También, Cristo dice: “El Hijo del Hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de su reino todos los escándalos, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego: allí habrá llanto y crujir de dientes”, y continúa sobre el llanto y el crujir de dientes. Se presenta en un versículo tras otro, y es muy evidente para el lector que hay un cierto placer en la contemplación del llanto y el crujir de dientes, o de lo contrario no se mencionaría tan a menudo. Todos ustedes, por supuesto, recordarán acerca de las ovejas y las cabras; cómo en la segunda venida Él va a dividir a las ovejas de las cabras, y les dirá a las cabras, “Aléjense de mí, malditos, al fuego eterno”. Y continúa: “Y éstos irán al fuego eterno”. Luego dice otra vez: “Si tu mano te escandaliza, córtala: es mejor para ti entrar en la vida mutilado, que tener dos manos e ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano no muere y el fuego nunca se apaga”. Esto se repite una y otra vez. Debo decir que creo que toda esta doctrina, que el fuego del infierno es un castigo por el pecado, es una doctrina de crueldad. Es una doctrina que puso crueldad en el mundo y que le entregó al mundo generaciones de crueles torturas; y el Cristo de los Evangelios, si se toma tal y como sus cronistas lo representan, sin duda tendría que ser considerado en parte responsable por ello.

Hay otras cosas de menor importancia. Está el incidente de los cerdos gadarenos, en donde ciertamente no fue muy amable para con los cerdos el poner los demonios en ellos y hacerlos correr colina abajo hacia el mar. Debemos recordar que Él es omnipotente, y pudo haber hecho simplemente que los demonios se fueran; pero optó por enviárselos a los cerdos.

También está la curiosa historia de la higuera, que siempre me intrigó bastante. ¿Recuerdan lo que pasó sobre la higuera? “Cristo tenía hambre, y viendo de lejos una higuera que tenía hojas, se acercó con la esperanza de hallar en ella algo; cuando llegó a ella nada halló sino hojas, pues no era tiempo de higos. Y Jesús respondió a esto diciéndole a ella: ‘Nadie comerá frutos de ti nunca’ … y Pedro le dijo … ‘Señor, he aquí la higuera que maldijiste, se ha secado'”. Esta es una historia muy curiosa, porque no era el momento adecuado del año para tener higos, y realmente no se podía culpar al árbol. No siento que ya sea en materia de sabiduría o virtud, Cristo esté tan alto como otras personas conocidas en la historia. Creo que pondría a Buda y a Sócrates por encima de Él en esos aspectos.

¿Habían alguna vez pensado todo esto acerca de Jesús? ¿Qué les pareció?

Hekanibru

Anuncios

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s