¡Se me subió el muerto!

The Nightmare de John Herny Fuseli

Había sido una semana muy pesada: exámenes, entrega de proyectos, y hasta problemas con mi novia.

Me costó mucho trabajo dormirme. Como que mi cerebro no se quería “apagar” y se debatía con un torbellino constante de ideas.

Finalmente concilié el sueño sólo para enfrentarme unas horas más tarde a un terror absoluto.

Estaba durmiendo, solo en mi habitación. Debía ser de madrugada. De repente sentí un poco de frío y desperté. Intenté acomodar la cobija para taparme bien y simplemente no pude.

Algo estaba mal.

Con un miedo horrible ¡me di cuenta que no me podía mover! Podía ver todo a mi alrededor, pero mi cuerpo no respondía.

—¡Despierta!—pensé—¡Despierta de una vez!

Pero estaba despierto. Despierto y alerta.

La ansiedad aumentaba. Sentía que mi corazón iba a estallar en mi pecho y un sudor frío cubría mi frente.

De repente sentí una fuerte opresión en el pecho. No podía ver a nadie pero ¡alguien o ALGO estaba encima de mí! ¡Podía escucharlo murmurarme al oído cosas espantosas!

—¡Dios mío, ayuda! ¡No puedo respirar!—intenté gritar con todas mis fuerzas—¡Quítate de encima! ¡¿Qué quieres de mí?!—. Hacía lo imposible por luchar, patear, morder.

Todo fue en vano. La presencia se quedó conmigo por varios minutos interminables.

De repente, tal y como llegó se fue.

Salté de un brinco de la cama. Estaba llorando y empapado en sudor. Pasé el resto de la noche en vela, rezando hasta al amanecer.

A partir de entonces, todos las noches antes de dormir me encomiendo a Dios para que me proteja. Gracias al cielo el muerto no ha regresado… todavía.


Qué horror, ¿no?

La gente que ha vivido esta terrible experiencia suele decir que se le “subió el muerto”. Aunque afortunadamente yo nunca lo viví, durante varios años cuando era niño, vivi aterrorizado sólo por el posibilidad de experimentar algo así. ¡Qué hubiera dado por saber que este fenómeno nada tiene que ver con los muertos!

De acuerdo con especialistas de Instituto Mexicano del Seguro Social, entre 30 y 50% de la población en México experimenta por lo menos una vez en su vida esta condición, llamada parálisis del sueño.

El doctor Carlos Cuauhtémoc Solís Pérez, comentó que la parálisis del sueño es una condición muscular producida por la falta de vigor que presenta el cuerpo al dormir y se observa principalmente en la fase del sueño previa a despertar, llamada MOR (movimientos oculares rápidos). En esta fase el cerebro está activo, pero el tronco cerebral bloquea las neuronas motrices, de manera que impide los movimientos musculares. “Ésta es la fase donde soñamos y captamos gran cantidad de información de nuestro entorno, debido a la alta actividad cerebral; aparentemente en la parálisis del sueño el cerebro está despierto, pero el cuerpo continúa dormido”, refirió.

La parálisis del sueño se puede presentar cuando uno se queda dormido o cuando uno despierta. La parálisis puede durar desde unos segundos hasta varios minutos, con algunos casos raros hasta horas. Es normal que el individuo experimente síntomas de pánico. Además (para acabarla de amolar), la parálisis puede estar acompañada de alucinaciones terroríficas (tanto visuales como auditivas) y un agudo sentido de peligro.

El especialista recalcó que para prevenir esta clase de incidente es importante mantener hábitos como tener horarios fijos para dormir, evitar el sedentarismo, cenar de forma ligera, evitar abuso de alcohol, tabaco o drogas, hacer ejercicio, y mantener un peso moderado. Finalmente, exhortó a afrontar esta situación con calma y con las siguientes recomendaciones: cerrar los ojos, evitar la angustia, relajarse, tratar de mover zonas del cuerpo poco a poco, empezando por los dedos de las manos y pies, ya que generalmente el episodio pasa sin contratiempo.

Así que ya saben, si se les llega a subir el muerto, acurrúquense con él y esperen con calma a que se vaya :).

Hekanibru

Fuentes: [1], [2].

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. jorge dice:

    Pues si suena gracioso pero no cuando lo sientes y mas de una vez en la misma noche , por ejemplo vuelves a dormir y sientes lo mismo por 3 o 4 veces ya no es normal y creo que sale un poco de lo que comentas … acepto tu comentario pero no del todo

    1. Hola Jorge, gracias por tu comentario. Te recomendaría ver a un doctor; es posible que exista alguna técnica para ayudarte a dormir mejor.

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s