Causalidad Intuitiva

Les presento a Fulanito de Tal. Don Fulanito dirige a un equipo infantil de futbol — Los Morenos de Acxotla. Los Morenos son medio malones, pero definitivamente no son los peores. Curiosamente, siempre han quedado alrededor de la mitad de la tabla desde que se unieron a la liga hace algunos años.

Al final de un juego particularmente malo, don Fulanito estaba desconsolado. Después de que la mayoría se había ido, se plantó en medio de la cancha y se hincó. Una de las mamás lo vio y se le acercó para cerciorarse de que todo estuviera bien.

‘¿Está usted bien don Fulanito?’ – le preguntó.

‘Sí señito, gracias. Estoy pidiendo por el equipo’ – respondió don Fulanito – ‘Fíjese que cada vez que jugamos así de mal, le pido a Nuestra Señora de las Apuraciones que nos socorra ¡y en el próximo juego mejoramos como por arte de magia!’

‘Ándele pues don Fulanito, nos vemos el fin de semana que entra’ – se despidió la señora pensando en lo milagroso de la Virgen.

*

¿Cómo ve usted mi querido lector? ¿Acaso don Fulanito tiene razón? ¿Será cierto que pedirle a la Virgen causa que el equipo mejore?

Para responder estas preguntas antes que todo es necesario entender la falacia lógica llamada “post hoc ergo propter hoc” (“después de esto, por lo tanto, a consecuencia de esto”). Dicha falacia afirma que si un evento B sucede después de otro A, entonces A provoca B. Por ejemplo:

  • “Mi televisión se enciende después de que oprimo su botón de encendido; por lo tanto, el oprimir el botón de encendido de mi televisión provoca que ésta se encienda.”

A pesar de que hay un sinnúmero de ejemplos para los cuales Post Hoc es cierta, es importante entender que dicha proposición es falsa en general. Para probar formalmente que Post Hoc es una proposición falsa, basta con encontrar un contraejemplo — un ejemplo que la contradiga:

  • “El sol sale después de que el gallo canta”

El asumir Post Hoc nos llevaría a concluir que el canto del gallo provoca que salga el sol, lo cual es claramente falso.

Pues bien, lo que hemos aprendido acerca de la falsedad de Post Hoc puede resumirse en la siguiente proposición P: “el que un evento B suceda después de otro A, no es razón suficiente para afirmar que A provoca B“.

Ahora bien, regresemos al caso de don Fulanito. El par de eventos a considerar es el siguiente:

  • A: “Rezar después de juego muy malo”, B: “Equipo mejora”

Aplicando nuestra proposición P podemos afirmar que el hecho de que A preceda a B no significa necesariamente que A provoque B.

Muy bien, vamos avanzando. Al menos con esto podemos convencer a don Fulanito de que una cosa no causa otra sólo porque la primera ocurra antes.

‘Será el sereno joven, pero cada vez que le pido por mis muchachos a la Santísima Virgen después de un juego muy malo, juegan mucho mejor en el siguiente. ¡A ver, explíqueme eso!’

La explicación de por qué A suele preceder a B es bastante simple y tiene que ver con probabilidad.

Por definición, los eventos extraordinarios ocurren con menos frecuencia que los ordinarios (Duh!). Así pues, después de un partido extraordinariamente malo es muy probable que en el siguiente juego el equipo se acerque a su norma, i.e., ¡que juegue mejor!

Esto quiere decir que aun si don Fulanito dejara de rezarle a la Virgen o incluso le recriminara por la derrota, se seguiría viendo frecuentemente el patrón “juego muy malo -> juego mejor”.

Hemos resuelto el misterio: la causalidad intuitiva asumida por don Fulanito estaba mal y la relación temporal de los eventos pudo explicarse con simple probabilidad.

¿Y la Virgen?

Como alguna vez le dijo Laplace a Napoleón: “je n’avais pas besoin de cette hypothèse-là” :).

Hekanibru

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rochy dice:

    En tu historia también aparece la “regresion a la media”, un fenomeno que hace que la gente crea en medicinas alternativas y en que “despues de castigar al niño, siempre le va mejor en el siguiente examen, mientras que despues de premiarlo siempre le va peor”: segun los estudios es mejor el premio, pero la gente siempre se queda con “lo que ve”.
    Un fenomeno bastante interesante :)

  2. Hekanibru dice:

    Sí Rochita, efectivamente. De hecho, una versión anterior del post hacía más clara la referencia a la “regresión a la media”, hablando de premios y castigos. Al final, por sugerencia de Juan, decidí cambiarlo un poco para evitar complicaciones (los premios o castigos pueden tener un efecto sobre el desempeño posterior del equipo).

    Saludos!

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s