¿Humanismo Religioso?

Humano Feliz en Wikipedia

El Humanismo (en su acepción moderna y en términos simplistas) es una ideología secular que promueve la razón, la ética, y la justicia—rechazando los dogmas religiosos o sobrenaturales—como base de la moralidad y la toma de decisiones.

Durante mi estancia en Oxford, tuve la oportunidad de asistir a una plática muy interesante del humanista religioso David Boulton sobre su libro “The Trouble with God: Religious Humanism and the Republic of Heaven” (El Problema con Dios: Humanismo Religioso y la República del Cielo).

En primera instancia, el término “Humanismo Religioso” me pareció contradictorio; especialmente cuando don Boulton de manera general lo definió como “ser religioso sin creer que Dios existe.” Sin embargo, a lo largo de su plática, el señor Boulton me convenció de que la idea no se contradice. Aquí una cita textual de su libro (traducida al español por su servilleta):

“Millones de personas viviendo en el llamado ‘Occidente Cristiano’ quieren ser leales a las enseñanzas y los valores la de tradición que han heredado, pero encuentran imposible creer en las antiguas ideas sobre Dios en su Paraíso con sus coros celestiales, y sobre Satanás en el Infierno. Esta gente desea una fe moderna intelectualmente defensible y emocionalmente satisfactoria; orgullosamente religiosa y espiritual en su compromiso, pero francamente secular en su relevancia con este mundo y su época.”

Según el señor Boulton, necesitamos ambos: un humanismo que acoja valores religiosos como “la misericordia, la piedad, la paz, y el amor”, y una religión que se haya liberado de cuestiones sobrenaturales para aceptar que todos los sistemas de fe son completamente creaciones humanas.

El humanismo religioso, tal como lo entiendo, le da a la gente un entendimiento secular de la religión de tal modo que pueden permanecer involucrados en sus rituales religiosos con un firme argumento por su conducta: “entiendo a Dios como una poderosa metáfora y creo en los valores humanos que Dios representa (y me gusta reunirme con mi comunidad)”. Para un ateo, el humanismo religioso puede verse como una justificación racional para participar en rituales religiosos: en lugar de aislarme de mi comunidad y de no asistir a ningún ritual religioso, puedo declararme como uno humanista religioso y disfrutar de lo mejor de ambos mundos.

En una primera aproximación, parece que no hay nada malo acerca del humanismo religioso. Sin embargo, me parece que el uso de Dios, incluso como una metáfora, es potencialmente dañino. A continuación trato de explicar por qué.

Es probable que conozcas la siguiente cita de Albert Einstein:

“Dios no juega a los dados.”1

Esta y otras citas similares han sido utilizadas por gente religiosa como evidencia innegable de que uno de los más grandes genios de la historia creía en Dios. Es bien sabido, sin embargo, que Einstein usó la noción de Dios como metáfora. De hecho, el mismo Einstein clarificó sus posición al respecto en una carta que escribió como respuesta a la gente que decía que él adoraba al Dios Judeo-Cristiano:

“Fue, por supuesto, una mentira lo que han leído acerca de mis convicciones religiosas, una mentira que ha sido repetida sistemáticamente. No creo en un Dios personal y nunca he negado esto sino lo he expresado claramente. Si algo en mí puede ser llamado religioso es la admiración ilimitada por la estructura del mundo según nuestra ciencia ha sido capaz de revelar.”

Tristemente, a pesar de los esfuerzos de Einstein por clarificar sus creencias, sigue siendo citado fuera de contexto.

Es aquí precisamente en donde en mi opinión reside el daño potencial del humanismo religioso: el hecho de que alguien influyente utilice la palabra ‘Dios’, incluso como metáfora, es típicamente utilizado como evidencia de su creencia en Él y ¡aun de Su Divina existencia! La palabra ‘Dios’ está tan cargada de significado, que creo que nunca podrá ser utilizada como una simple metáfora, a pesar de nuestras más sinceras intenciones.

En conclusión, a pesar de que aprecio la utilidad del humanismo religioso para aquellos que no creen y que quieren ser partícipes de su herencia religiosa, no creo que sea adecuado que se declaren humanistas religiosos. En lo personal, si tuviera que definirme en estos términos, usaría simplemente el término humanista.

Pero basta de mi opinión por el momento, ¿tú qué opinas? :).

Hekanibru

1De hecho, la cita ha sido tomada de una carta dirigida a Max Born en 1926:

“La mecánica cuántica es ciertamente impresionante. Pero una voz interior me dice que no es todavía la cosa real. La teoría dice mucho, pero realmente no nos acerca al secreto del “antiguo”. Yo, de cualquier modo, estoy convencido de que Él no juega a los dados.”

Fuentes: [1], [2], [3], [4].

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. juan antonio dice:

    Apenas tuve tiempo para comentar. Me parece interesante que mi forma de haber visto a la religión durante muchos años tenía un nombre: ‘humanismo religioso’.

    Y aunque estoy básicamente de acuerdo en todo contigo, el problema de ser citado ‘fuera de contexto’ no creo que sea lo más peligroso de esta idea.

    Para mi el problema más grande es tratar de ser ‘true to the teachings and values of the tradition’. El problema es que no sólo la noción de Dios es obsoleta, sino que muchas de las enseñanzas y tradiciones también lo son. Sin entrar en temas más delicados, podemos pensar en la posición de la iglesia contra el uso del condón como un ejemplo.

    Finalmente, aunque simpatizo con y entiendo el sentimiento, no me parece del todo ‘honesto’ el pretender ser/pensar de una manera sólo para que un grupo de personas me acepten y me permitan convivir con ellos.

  2. Hekanibru dice:

    Independientemente del humanismo religioso, me imagino que la mayoría de practicantes de cualquier religión no son completamente 'true to the teachings and values of the tradition’. Estoy seguro de que hay una gran cantidad de católicos, por ejemplo, que no están en desacuerdo con el uso del condón.

    En otras palabras, no necesitas cumplir cabalmente con todos los preceptos de tu religión para practicarla y/o profesarla. Así que entender a Dios como una simple metáfora, en la mayoría de los casos, no compremetería el ser 'true to the teachings and values of the tradition', ya que muchísima gente no lo es anyway.

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s