¿Eres prácticamente ateo?

seo-thinking

Antes que todo, me permito presentar las siguientes definiciones a las que haré referencia a lo largo del post:

  • Dios. Ser supremo considerado creador del universo.1,2
  • Teísmo. Corriente filosófica que afirma la existencia de un Dios3 que interactúa con el universo [1].
  • Ateísmo. Corriente filosófica, opuesta al teísmo, que rechaza la creencia en la existencia de Dios [2].
  • Deísmo. Corriente filosófica que afirma la existencia de un Dios que no interactúa con el universo [3].

El propósito de este post es explorar el concepto que llamo “ateísmo in praxis”.

Les presento a Juan Pérez. Juan es mexicano y está ahora en sus treintas. La vida de Juan es lo que podríamos decir común: todos los días va a trabajar, cuando puede va a ver a su novia, los viernes sale con sus amigos a bailar, le gusta hacer deporte, etc.

Juan no es un tipo muy religioso que digamos. Como la mayoría de sus paisanos, fue bautizado bajo la religión católica, hizo su primera comunión y hasta la confirmación. Sin embargo, no es muy devoto: casi nunca va a misa (de hecho lo hace cada vez que hay alguna fiesta familiar), su última confesión fue hace más de 10 años, tiene sexo premarital (con responsabilidad) y de un tiempo para acá, no tiene tiempo para, ni interés por rezar. Juan es lo que se puede considerar como el clásico ‘creyente’, y como tal, cuando se le pregunta que si cree en Dios, Juan automáticamente responde que sí, aunque en términos prácticos Dios no es parte de su vida cotidiana.

Juan no está cerrado a nuevas ideas y formas de pensar. Algunas veces se ha hecho preguntas existenciales, además de las clásicas preguntas concernientes a las fallas de la iglesia católica, a la existencia de la gran diversidad de religiones en todo el mundo, y, por supuesto, a la existencia de Dios. A lo largo del tiempo, ha desarrollado un concepto general de Dios: para Juan, Dios es simple y sencillamente el creador del universo. Las cuestiones de que si Jesús es su hijo, de que si María fue virgen, o de que si la Biblia es sagrada, lo tienen sin cuidado. Juan casi nunca ahonda en estos temas. Prefiere dejarlos en un lugar difuso en su mente y ocuparse de cuestiones que él considera más importantes (como decidir qué regalarle a su novia en su cumpleaños).

En resumen, Juan trata de vivir tranquilo y feliz con las personas que lo rodean sin necesidad de analizar a fondo los detalles y consecuencias filosóficas que implican sus creencias.

Dado que a Juan le da flojera ponerse a discutir filosofía, vamos nosotros a hacerlo por él.

Desde hace varios años es cada vez más fácil encontrarse Juanes y Juanas Pérez. Es muy interesante preguntarse si esto se debe en su mayor parte a la pereza de dichas personas de someterse a ciertas actividades, o si en realidad este fenómeno es causado en su mayoría por el avance de la ciencia y el fácil acceso a la información. Sin embargo ese es otro tema. Aquí estoy interesado en investigar un poco más a fondo las consecuencias filosóficas de las creencias de Juan Pérez, con respecto a la injerencia de Dios en el universo.4

Lo que me interesa a estas alturas es si Juan cree que Dios interviene en la vida de las personas o no. En general me interesa saber si Juan cree que Dios contradice arbitrariamente las leyes de la física, i.e., realiza milagros.

Hay sólo dos opciones. Estrictamente hablando, por un lado, si Juan cree que Dios interviene en la vida de las personas, entonces Juan es un teísta. Por el otro lado, si Juan cree que Dios no interviene en la vida de las personas, entonces Juan es un deísta (ver definiciones introductorias). Yo, sin embargo, llevo las cosas más allá diciendo que un deísta como Juan es un ateo in praxis.

Imaginemos que Juan cree que Dios no interviene en la vida de las personas. Entonces en la práctica o en la vida cotidiana, ¿cuál es la diferencia esencial entre ser ateo y ser un deísta como Juan?

Una cosa importante a considerar para responder esta pregunta es que, según las definiciones que presenté, a pesar de que el teísmo y el deísmo afirman la existencia de Dios, el Dios del teísmo y el del deísmo no son lo mismo. Mientras que el teísta cree en un Dios que interactúa con el universo, el deísta cree que en un Dios que no lo hace. Bajo esta óptica podemos afirmar que el deísmo, al igual que el ateísmo, rechaza al teísmo.

La ‘pequeña’ gran diferencia entre el deísmo y el ateísmo es la cuestión de la existencia de Dios. Sin embargo, si Dios no tiene ninguna injerencia en el universo, y en particular no es parte de la vida cotidiana de Juan, me parece que la cuestión de su existencia es irrelevante en términos prácticos para Juan.

Un ateo, dado que no cree en Dios, no se encomienda a Él, no reza, no cree que haya una fuerza sobrenatural que intervenga en su vida, y no cree que pedirle algo a una fuerza sobrenatural sea útil. Un deísta como Juan, para quien Dios no es parte de su vida y no tiene injerencia en el universo, tampoco.

En conclusión, considero que no hay ninguna diferencia práctica entre creer que Dios no existe y creer que Dios está completamente desligado de su creación, si es que Dios no es parte de tu vida.

Ahora bien mi buen lector, si concuerdas conmigo y te consideras un Juan o Juana Pérez, aquí está la pregunta de los 64 millones:

¿Crees que Dios interviene arbitrariamente en la vida de las personas?

Hekanibru


1. El término Dios casi siempre se utiliza para referirse al creador del universo como una entidad propiamente separada de la creación. Más aún, comúnmente se le atribuyen características como omnipotencia, omniscencia, y omnipresencia [4].
2. Varios filósofos y teólogos se han dedicado a investigar si el concepto de Dios es o no contradictorio (ver por ejemplo [5]). A lo largo de este post, sin embargo, aceptaremos el concepto de Dios como consistente sin mayores aclaraciones.
3. Para mantener la discusión lo más simple posible, consideraremos la existencia o no existencia de un solo Dios, aunque estrictamente el deísmo incluye al politeísmo.
4. Esta cuestión está muy relacionada con el problema del libre albedrío, sin embargo, en aras de mantener las cosas simples, no ahondaré en el tema.

Anuncios

7 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Rous_lyn dice:

    Muy bien clasificado en la categoría del ¿De cuál fumé?, es muy probable que muchos se hayan hecho esa pregunta y otros muchos que ni al “caso”, es decir, no se preocupan por la existencia o no de un dios y si existe pues si interviene o no en la vida.Esta discusión es muy buena porque cada vez más personas se vuelven “ateas en potencia”. Lo más probable es que sea lo mismo pero no todos quieren llamarse ateos o no les preocupa. Recuerda siempre queremos encasillar a las personas, es así que muchos dicen que no todo es sólo blanco y negro sino que hay intermedios y allí está el término deísta.Hay muchos creyentes que saben que existe un dios pero no saben si interviene o no en la vida, así es muy probable que si sean ateos pero con categoría de deístas.Gracias por la reflexión!!

  2. Yo creo que _todos_ los dioses intervienen contínuamente en la vida de su creación ;)Saludos.

  3. Hekanibru dice:

    Alma: De nada! Me da gusto que mis fumadas te hayan hecho reflexionar.Rafa: Si estás hablando en serio, creo que eres el _único_ politeísta que conozco! Me gustaría platicar contigo acerca de free will!

  4. Sí hablo en serio, pero más en el sentido de que mi frase es cierta por vacuidad ;)

  5. juan antonio dice:

    Hey, que andas divulgando de mi vida privada! :PYa en serio, el claim principal de tu post es que, en práctica, el ateísmo y deísmo son lo mismo; pues para ninguno de los dos tiene ningún sentido orar o pedir cosas a Dios (porque, o no existe, o no puede hacer nada para respondernos).Pero yo pienso que aún podría existir una diferencia significativa en la forma de vida de los dos. No hay nada que impida, por ejemplo, hacer que el deísta se sienta agradecido con su creador y que, por ejemplo, el creer en su existencia lo inspire o motive a hacer cosas ‘buenas’. O, más simplemente, que el creer en Dios influya en las decisiones que toma sobre su vida.Quizá Juan, como lo describes, no es de ésta clase de deístas; pero esto no descarta el hecho de que haya otros deístas más ‘deístas’ y menos ‘ateos’

  6. Hekanibru dice:

    Veo tu punto Juan Pérez jejeje, y estoy de acuerdo. De hecho eso es lo quise decir, por eso me tomé la molestia de definir el perfil de Juan, y al final pregunto si el lector se considera un Juan o Juana Pérez. Sin embargo, ciertamente podría ser más claro. Veré qué puedo hacer.Thanks.

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s