Están hechos de carne

“Están hechos de Carne.”

“¿Carne?”

“Carne. Están hechos de carne.”

“¿Carne?”

“No hay duda alguna. Recogimos varios de diferentes partes del planeta, los mandamos a nuestras naves de reconocimiento, les hicimos toda clase de pruebas. Son completamente carne.”

“Imposible. ¿Qué hay de las señales de radio? Los mensajes a las estrellas.”

“Usan las ondas de radio para hablar, pero las señales no vienen de ellos. Las señales vienen de máquinas.”

“Entonces, ¿quién hizo las máquinas? Ellos son a quienes queremos contactar.”

“Ellos hicieron las máquinas. Es lo que estoy tratando de decirte. La carne hizo las máquinas.”

“Ridículo. ¿Cómo puede la carne hacer una máquina? Me estás pidiendo que crea en carne consciente de sí misma.”

“No te estoy pidiendo, te estoy diciendo. Estas criaturas es la única raza consciente de sí misma en la región y están hechos de carne.”

“Tal vez son como los Orfolei. Sabes, inteligencia basada en carbón que atraviesa una fase como carne.”

“No. Nacen siendo carne y mueren siendo carne. Los estudiamos por varios de sus periodos de vida, lo que no toma mucho tiempo. ¿Sabes cuánto dura su vida?”

“No me interesa. Muy bien, tal vez sólo son parte carne. Sabes, como los Weddilei. Una cabeza de carne con un cerebro de plasma electrónico.”

“No. Pensamos en eso dado que tienen cabezas de carne como los Weddilei. Pero te digo, les hicimos pruebas. Son carne por todos lados.”

“¿No tienen cerebro?”

“Oh, sí que tienen cerebro. ¡Sólo que el cerebro está hecho de carne!”

“Pero entonces… ¿qué es lo que piensa?”

“No me estás entendiendo. El cerebro es lo que piensa. La carne.”

“¡Carne pensante! ¡Me estás pidiendo que crea en carne pensante!”

“Sí, ¡carne pensante! ¡carne consciente! Carne que ama. Carne que sueña. ¡Son todo carne! ¿Entiendes lo que digo?”

“Dios mío. Estás hablando en serio entonces. Están hechos de carne.”

“Finalmente, sí. Están hechos de carne. Y han estado tratando de contactarnos por casi 100 de sus años.”

“¿Entonces qué quiere la carne?”

“Primero, quiere hablar con nosotros. Después supongo que quiere explorar el universo, contactar a otras razas, intercambiar ideas e información. Lo usual.”

“¿Se supone que tenemos que hablar con la carne?”

“Esa es la idea. Ese es el mensaje que están enviando por radio. ‘Hola, ¿hay alguien allá afuera? ¿Alguien en casa?’ Esa clase de cosa.”

“Entonces de hecho hablan. ¿Usan palabras, ideas, conceptos?”

“Oh, sí. Excepto que lo hacen con carne.”

“Me dijiste que usan radio.”

“Sí, pero ¿qué crees que está en el radio? Sonidos de carne. ¿Ves cómo la carne suena cuando golpeas dos pedazos? Hablan entre sí haciendo chocar su carne. Incluso pueden cantar haciendo pasar aire a través de la carne.”

“Dios mío. Carne cantante. Esto es demasiado. ¿Qué aconsejas?”

“¿Oficialmente o no?”

“Ambos.”

“Oficialmente, debemos contactar, dar la bienvenida, y registrar cada raza consciente que encontremos en el cuadrante, sin prejuicio, miedo, o favoritismo. No oficialmente, yo digo que borremos el registro y nos olvidemos del asunto.”

“Esperaba que dijeras eso.”

“Suena radical, pero hay un límite. ¿Realmente queremos contactar carne?”

“Concuerdo 100%. ¿Qué diríamos? ‘Hola, carne. ¿Cómo están?’ Pero ¿sí podemos hacer esto? ¿De cuántos planetas estamos hablando?”

“Sólo uno. Pueden viajar a otros planetas en sus contenedores de carne, pero no pueden vivir fuera de su planeta. Y pues como son carne, sólo pueden viajar a través del espacio C. Lo que los limita a la velocidad de la luz y hace que la posibilidad de contacto sea mínima. Infinitesimal, de hecho.”

“Entonces sólo pretendemos que el universo está vacío.”

“Exacto.”

“Cruel. Pero lo dijiste tú mismo, ¿quién quiere conocer carne? Oye, y los que han estado abordo de nuestras naves, a los que les hiciste pruebas, ¿seguro que no van a recordar nada?”

“Serán considerados locos si lo hacen. Nos adentramos en sus mentes y les hicimos creer que todo fue un sueño.”

“¡Un sueño para la carne! Que extrañamente apropiado, que debamos ser un sueño para la carne.”

“Y marcamos este sector como no ocupado.”

“Bien. Acordado, oficialmente y no oficialmente. Caso cerrado. ¿Algunos otros? ¿Alguien interesante en este lado de la galaxia?”

“Sí, hay una inteligencia tímida basada en hidrógeno en una estrella clase 9 en la zona G445. Nos contactó hace 2 rotaciones galácticas, quiere ser amigable de nuevo.”

“Siempre regresan.”

“¿Y por qué no? Imagina qué insoportable, qué inconmensurablemente frío sería el universo si alguien estuviera solo.”

Texto original de Terry Bisson.

Hekanibru

Anuncios

Un pensamiento en “Están hechos de carne

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s