Reverto ad Ecclesiam

El domingo pasado fui a misa. Honestamente no lo tenía ni siquiera considerado, pero el día anterior Juan me invitó y accedí ya que tenía días que quería conocer la iglesia del “Holy Name”. Es una iglesia muy bonita y antigua de estilo gótico que está muy cerca de la universidad.

A pesar de que el día estuvo del asco (amaneció lloviendo y continuó así todo el día), decenas de fieles acudimos puntuales a la misa de 11. Obviamente sabía que la misa iba a ser en inglés, pero hubo una cosa que me sorprendió; al comenzar a leer el papelito en donde vienen las oraciones y las alabanzas, noté que algunas de éstas estaban en latín.

Estaba todavía pensando en eso cuando de repente un murmullo creciente me regresó a la realidad… voces, voces medievales acompañadas de un soberbio órgano inundaban el lugar inflamando mi fe con cada nota… All my hope on God is founded, he doth still my trust renew… Dos sacerdotes comenzaron la procesión con el crucifijo llenando todo el recinto de incienso. En unos instantes el recinto se llenó de un aire místico y comenzó la misa.

Es increíble el sentimiento que te invade cuando vas a misa de corazón, cuando a pesar de todo decides regresar a ser parte de la iglesia de Dios. El clero no importa, puritanos e impíos, lo demás es lo de menos, eres tú y Dios en comunión… Glória in excélsis Déo et in térra pax homíníbus bónae voluntátis… Las alabanzas de toda la iglesia se elevan hacia las alturas mientras que sientes sin lugar a dudas que lo más sublime de tu alma comienza a inflamarse… Laudámus te, benedícimus te, adorámus te, glorificámus te… Un escalofrío recorre tu cuerpo ya que comienzas a sentir que la energía de toda esa gente se está uniendo al espíritu de Dios, la fe despierta en tu corazón con una fuerza renovada… Grátias ágimus tibi propter mágnam glóriam túam… Dios está contigo.

Es a través de la fe que nos encontramos con Dios, porque a pesar de su omnipresencia, sólo podemos beneficiarnos de Él creyendo devotamente en Su existencia. Como alguna vez lo escribí:

“La fe es el arma más poderosa que se nos ha otorgado para cumplir con nuestro propósito como almas. Creer en algo lo es todo.” – Una vida, muchas pruebas – La teoría del Metadios

Al final de cuentas, Dios, Jesús, Yahweh, Jehová, el polo positivo del Metadios y todos los demás nombres que se vayan agregando a través de los años, denotan la misma energía divina. Mucho más importante que Su nombre es el hecho de que Él está ahí para nosotros en cualquier momento. Es solamente cuestión de fe.

La fe mueve montañas y yo he decidido creer devotamente que Dios está conmigo a través de mi fe.

Hekanibru

Anuncios

Un pensamiento en “Reverto ad Ecclesiam

¡Coméntele!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s